La Fiscalía apoya el aplazamiento de un juicio a Otegi por apología del terrorismo

AGENCIAS
MADRID.- La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha apoyado la petición de la defensa del portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi y de otros dos acusados —Jon Salaberria y Araitz Zubimendi— por enaltecimiento del terrorismo en el homenaje a la etarra Olaia Castresana de que se suspenda el juicio que ha sido señalado para el próximo 21 de marzo.

La fecha del juicio se fijó el pasado mes de enero después de que el Tribunal Constitucional decidiera, no admitir a trámite el recurso que Otegi presentó contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de remitir a la Audiencia Nacional el caso para que lo juzgara.

Según informaron fuentes jurídicas, la defensa de los tres acusados ha pedido el aplazamiento del juicio mientras el tribunal resuelve la situación en la que se encuentran Salaberria y Zubimendi, quienes tras ser juzgados por estos hechos en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco después de que lo fuera Otegi, quedaron absueltos y ni ellos ni la fiscal de Bilbao recurrieran la sentencia.

La defensa ha planteado a la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargada de juzgar estos hechos, que estas dos personas han sido ya juzgadas en sentencia firme y por tanto, no podrían volver a ser procesadas por estos mismos hechos, alegación que ha apoyado la Fiscalía.

En el entierro de Olaia Castresana, una etarra que murió en el verano de 2001 mientras manipulaba una bomba en un apartamento de Torrevieja (Alicante), Arnaldo Otegi elogió a “todos los gudaris [soldados] que han caído en esta larga lucha por la independencia”.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco condenó a Otegi a 15 meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo. Sin embargo, el Tribunal Supremo entendió que se vulneró el derecho del acusado a un juez imparcial, ya que dos de los magistrados que dictaron la sentencia intervinieron “de forma relevante” en el trámite procesal anterior al juicio.

En marzo de 2006, el Tribunal Superior del País Vasco se declaró “incompetente” para volver a juzgar a Otegi como ordenó el Supremo, dado que éste había ya perdido su condición de aforado, por lo que remitió el caso a la Audiencia Nacional.

 

Otras causas
Actualmente, el líder de Batasuna se encuentra en libertad bajo fianza de 50.000 euros por su procesamiento en el sumario en el que se investiga la sumisión de Batasuna a ETA a través de la red de ‘herriko’ tabernas vinculadas a la formación abertzale. El pasado mes de octubre, Garzón rebajo sustancialmente la fianza inicial que le fue impuesta por el juez Grande-Marlaska en esta causa, que era de 650.000 euros.

Otegi ya ha sido condenado por el Tribunal Supremo a un año de prisión por llamar al Rey “jefe de los torturadores”, aunque el cumplimiento de dicha pena se encuentra suspendido a la espera de que se declare firme otra sentencia dictada contra él por la Audiencia Nacional, de 15 meses de prisión por participar en el homenaje del etarra José Manuel Beñarán Ordeñana, ‘Argala’, en diciembre de 2003.

Además, el dirigente de la formación ilegalizada tiene pendientes otras causas en la Audiencia Nacional, como la ya instruida contra Otegi y otras 22 personas también por enaltecimiento, por su participación en el homenaje dispensado el 20 de septiembre de 2003 al miembro de ETA Arkaitz Otazua, muerto en enfrentamiento con la Ertzaintza en el Alto de Herrera, Álava.

Igualmente, Otegi está siendo investigado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, junto a la abogada Jone Goirizelaia, por otro delito de enaltecimiento relacionado con el homenaje al preso etarra José María Sagarduy celebrado en Amorebieta (Vizcaya) en julio de 2005. La instrucción de esta causa se encuentra pendiente de la remisión al juez de unos informes policiales complementarios solicitados por la Fiscalía sobre el desarrollo del acto.